[dt_fancy_image type=”uploaded_image” image_id=”3451″ style=”3″ width=”400″ padding=”5″ margin_top=”0″ margin_bottom=”0″ margin_left=”0″ margin_right=”15″ align=”left”]

Algunos alimentos pueden manchar, dañar, o partir los suportes de los frenillos. A fin de lograr una sonrisa hermosa y optimizar su tratamiento de ortodoncia, tendrás que evitar algunos de los alimentos que normalmente comas. La buena noticia es que todavía hay muchos alimentos que puedas seguir comiendo.

Recuerde, los suportes de los frenillos se unen a los dientes utilizando un pegamento suave, no “crazy glue”. Si estuvieran pegados con un pegamiento más fuerte, no seríamos capaces de removerlos de los dientes sin causar daño al esmalte de los dientes. Ten mucho cuidado con tus frenillos, para poder lograr el mejor resultado a terminar el tratamiento de ortodoncia.

[dt_gap height=”15″]

Alimentos para evitar:

[dt_gap height=”15″][dt_vc_list style=”1″ bullet_position=”top” dividers=”false”]

  • Chocolate (pegajoso o solido)
  • Galletas duras
  • Nueces
  • Caramelos (pegajoso, duro, crujiente o masticable caramelos como taffy, tootsie rolls, Twizzlers, jelly beans (caramelo de goma), Skittles)
  • No chicle – seriamente, no chicle
  • Palomitas
  • Panecillos o pan duro
  • Galletas saladas
  • Hielo (no mastiques hielo en la boca)
  • Corteza de pizza duro
  • Zanahorias crudas
  • Manzana entera (puedes cortar la manzana en pedazos pequeños)
  • Pera entera (puedes cortar la manzana en pedazos pequeños)
  • Carne seca, dura o fritura
  • Carne con hueso (sepáralo del hueso primero)
  • Queso duro (no trate de morder en un bloque de queso parmesano)
  • Encurtidos (córtelos en pedazos pequeños)
  • maíz en la mazorca (quita el maíz de la mazorca primero)

[/dt_vc_list][dt_gap height=”15″]

Además de los alimentos mencionados, evite masticar objetos extraños como lápices, bolígrafos o las uñas.

[dt_gap height=”25″]

Alimentos seguros de comer con frenillos:

[dt_gap height=”15″][dt_vc_list style=”1″ bullet_position=”top” dividers=”false”]

  • Papa majada
  • Yogur
  • Arroz
  • Queso suave
  • Fruta suave (sandía, melones, uvas, frambuesas, arándanos…)
  • Sándwiches de mantequilla de maní y mermelada
  • Helado, gelatina o pudín (sin nueces o malvavisco)
  • Pan suave, panqueques, magdalenas (sin nueces, caramelos o pasas)
  • Vegetales al vapor o hervido
  • Tomate, caquis
  • Huevos
  • Hamburguesa, salchicha
  • Salmon, atún u otro pescado que no tenga hueso
  • Cangrejo, camarones, langostinos y langostas (evita morder en las conchas duras)
  • Espaguetis, fideos, macarrones con queso, ravioles, lasaña

[/dt_vc_list][dt_gap height=”25″]

Recuerde, es imposible hacer lista de todo lo que se puede y no se puede comer. Debe utilizar el sentido común en decidir si debes comer algo con frenillos. Si algo parece inseguro o parece que puede dañar los frenillos, es mejor evitarlo por completo.

Si esto parece mucho, no te preocupes. Algunas comidas que aparecen en la lista no son buenos para los dientes aunque no tenga frenillos puestos. Esta lista debe ser tomada en serio para evitar que los soportes de los frenillos o los alambres sean rotos. Cualquier daño a los frenillos que sea repetido aumentará el costo total del tratamiento y también puede prolongar el tiempo de tratamiento.

Durante el tratamiento, los soportes de los frenillos pueden romper. Si algo se rompe, no se preocupe y mantenga su cita regular. En su próxima cita, simplemente déjalo saber al doctor al entrar.

[dt_gap height=”30″]